es
Merkliste Icon 0

Girasol

Recomendaciones de fertilización foliar en girasol

El girasol necesitan un clima cálido y seco con una temperatura promedio de al menos 15.5 grados centígrados entre mayo y septiembre (hemisferio norte).
El girasol propera mejor en las clásicas zonas maiceras.
 

Tratamiento de herbicidas

El girasol es sensible a la competencia de malezas hasta la etapa de 6 hojas, por lo que el control generalizado de las malezas en esta etapa es un requisito indispensable para lograr altos rendimientos.

Un elemento esencial para lograr este objetivo es Herbosol®, un aditivo para mejorar la acción de los herbicidas para el suelo. La adición de Herbosol® mejora la efectividad del tratamiento con herbicidas al reducir la fracción de goteo fino y lograr así una mejor distribución de los herbicidas en el área tratada. Enlaza el ingrediente activo con mayor firmeza a las partículas del suelo y, por lo tanto, evita la lixiviación de los ingredientes activos a capas más profundas.

Para aumentar la tolerabilidad de la fumigación con herbicidas foliares postemergentes, recomendamos el uso de 2 - 3 l / ha de Aminosol®.

Fertilización

El girasol desarrolla un sistema radicular de gran alcance y, por lo tanto, tienen una alta capacidad de asimilación de nutrientes. Para satisfacer el suministro de los nutrientes principales, es importante conocer el contenido de nutrientes en el suelo. Sobre la base de un análisis del suelo,se puede realizar una fertilización específica del suelo con nitrógeno, fósforo, potasio, azufre o magnesio o cal, de conformidad con las disposiciones legales.

Se debe tener cuidado con la fertilización con N ya que los niveles excesivamente altos de N provocan una maduración retrasada y un aumento de la presión de enfermedades. Debido a que, por ejemplo, las condiciones frías y húmedas en la primavera pueden limitar la disponibilidad de potasio y fósforo en el suelo, recomendamos el uso de Lebosol®-PK-Max en la etapa de 4 hojas para un mejor arranque del cultivo.

Se requiere un suministro adecuado de magnesio para garantizar una formación suficente de hojas verdes. el girasol tienen un requerimiento medio de azufre. Para garantizar rendimientos altos y estables, es importante asegurar un suministro suficiente de azufre. Aquí, Lebosol®-MagSOFT SC puede desempeñar un papel importante en la suplementación del abono básico de magnesio y azufre.

Fertilización con micronutrientes

La influencia de los microelementos en el rendimiento y especialmente en la calidad es bastante alta en el cultivo de girasol. 

El girasol tiene un alto requerimiento de boro; por lo tanto, se debe prestar atención al suministro de boro en particular en suelos alcalinos, ligeros y arenosos y en regiones con sequías a principios de verano. La deficiencia de boro es inicialmente visible en las hojas, cuyos bordes muestran burbujas en forma de panal. En el tallo se manifiesta como grietas oblicuas y posteriormente se produce la rotura. En deficiencia severa, las yemas vegetativas mueren antes de la floración. Las inflorescencias están mal formadas con granos estériles. Lo ideal es aplicar 2 a 3 veces con 1.5 l / ha de Lebosol®-AqueBor SC - desde la etapa de 4 hojas.

El girasol es muy exigentes respecto a un suministro suficiente de cobre. Como resultado de la deficiencia de cobre en el girasol, se puede observar un crecimiento fuertemente inhibido, marchitamiento de las hojas jóvenes, así como una formación de flores suprimidas o flores malformadas con semillas estériles. Se necesitan aproximadamente 100 - 150 g de cobre / ha para producir un alto rendimiento.

El manganeso participa en el control de la fotosíntesis.Esto mejora el rendimiento de asimilación del girasol y tiene un efecto positivo de larga duración sobre rendimiento. Debido a su efecto regulador en el metabolismo de los ácidos grasos, el manganeso garantiza un alto contenido de aceite. La demanda de manganeso del cultivo de girasol es de 400 a 600 g / ha, dependiendo del rendimiento.
VITALoSoL® GOLD SC combina los micronutrientes cobre, manganeso y azufre y, por lo tanto, cubre los requerimientos de nutrientes del girasol a una tasa de aplicación de 1.5 - 3 l / ha.

A concentraciones más altas de 4 - 6 l / ha VITALoSoL® GOLD SC, el exceso de suministro de estos elementos mejora la sanidad de las plantas y la resistencia de los girasoles a las enfermedades. Use VITALoSoL® GOLD SC en el plan de aplicaciones para garantizar el éxito de la protección de cultivos.

Para planificar el uso específico de la aplicación foliar, el análisis foliar ha demostrado ser una herramienta para detectar deficiencias latentes. Esto es extremadamente importante porque incluso una falta de nutrientes no visible (latente) conduce a una pérdida de rendimiento y calidad".

Recomendaciones principales

problema/objetivo recomendación Momento de aplicación
Aumento resistencias - Manganeso y Cobre 2 l/ha Lebosol®-Manganeso GOLD SC +
0,5 l/ha Lebosol®-Cobre 350 SCO 1,5 - 3 l/ha VITALoSol® GOLD SC (La variante combinada)
A partir de 4 hojas
Rinde, vitalidad macronutrientes 2 veces 6 l/ha Lebosol®-PK-Max A partir de 4 hojas
Rinde, vitalidad macronutrientes 1 - 2 veces 3 - 5 l/ha Lebosol®-MagSOFT SC A partir de 4 hojas
Rinde, resistencia a enfermedades, contenido de aceite 4 - 6 l/ha VITALoSol® GOLD SC A partir de 4 hojas
Rinde, vitalidad micronutrientes 2 - 3 veces 1 l/ha Lebosol®-AqueBor SC A partir de 4 hojas
Mejora de la efectividad y tolerancia a herbicidas de suelo 0,2 - 0,6 l/ha Herbosol® (dependiendo de la calidad del suelo: suelos pesados,húmicos con mucha materia orgánica 0,2 l/ha; suelos sueltos, poca cantidad de materia orgánica 0,6 l/ha) Con los herbicidas de suelo
Efectividad, tolerancia a estrés, tolerancia a aplicaciones de herbicidas de postemergencia 2 - 3 l/ha Aminosol® Con herbicidas de post emergencia, en condiciones de clima adverso